¿Cómo enseñarle a un niño a comer sin problemas?

¿Cómo enseñarle a un niño a comer sin problemas?Sucede que un niño callado y obediente, a quien los padres no roncan, sentado a la mesa cuando su nombre es la cena, simplemente se transforma. “¡No quiero comer!” – declara, o, además, busca evitar los alimentos de todas las maneras posibles, para retrasar el tiempo.

Pero no todas las madres se enfrentan a este problema, sin embargo, si todavía lo encuentra, no debe regañar a su hijo y culparlo por falta de apetito, porque este fenómeno puede tener razones objetivas, o cree que su hijo, mientras está hambriento, todavía sentado en un plato con una expresión agria y negándose a comer?

Cuando los niños se niegan a comer, la mayoría de las veces no tienen su propia culpa, pero todos somos culpables, adultos, pero trataremos de averiguar qué es exactamente ahora.

Una de las razones de la negativa del niño a comer puede ser una circunstancia banal: el bebé no tiene hambre. Hay personas que comen poco en virtud de sus características fisiológicas, y esto no afecta su salud. Tal vez le das a tu hijo porciones de comida demasiado grandes. No lo obligue a la fuerza a comer. Mejor espera hasta que tu milagro tenga hambre de verdad.

Otra causa común puede ser una enfermedad. Luego, en cuanto a la naturaleza del niño, su renuencia a comer con apetito no depende, llévelo a una encuesta al gastroenterólogo y seguramente todo saldrá bien.

La tercera razón es la falta de atención de los adultos. Es posible que un niño simplemente te eche de menos (especialmente si pasas poco tiempo con él), por lo que tratará de atraer tanta atención a sí mismo como sea posible durante el almuerzo, negándose a comer. No regañe migas por este comportamiento, y piense cómo el proceso de comer se puede convertir en un juego.

Puede comprarle al niño un hermoso plato con dibujos en la parte inferior, y luego el niño estará interesado en comer el contenido de su porción para poder abrir la imagen.

También puedes jugar a los chefs, desde una edad temprana puedes enseñarle a tu hijo a que te ayude en la cocina, él estará interesado en ver cómo cocinas, y gustosamente probará la comida que cocinaste juntos.

Pero no le pidas un ultimátum al niño (“No comas una porción, ¡no irás a jugar!” O “Aquí no comerás, y no te amaré”). Tales palabras son muy traumáticas para los niños y causan asociaciones negativas en ellos con el proceso de comer. Cuanto más amenace, más fuerte será el bebé eliminado del proceso, cada vez que experimente un negativo antes de sentarse en la mesa. No intimides al bebé, no le grites, sé gentil y paciente. Y luego, un día, su bebé tomará una cuchara en sus manos y con mucho gusto comenzará a comer su comida.

Mientras tanto, entre todas las razones anteriores, también hay otras: comida insípida (después de todo, todos tenemos nuestras propias preferencias en los alimentos, y su hijo también; trátelos con cuidado, porque él es un individuo). Además, algunos niños tienen miedo de probar un nuevo producto, porque es posible que no les guste, pero nosotros, los adultos, a veces “pecamos”, por lo tanto, no se sorprenda y tenga paciencia.

¿Cómo enseñarle a un niño a comer sin problemas?