¡Nuestro cabello es nuestra riqueza!

¡Nuestro cabello es nuestra riqueza!

Al evaluar el estado del cabello humano, puede sacar conclusiones y, en general, sobre el estado de su salud. Negativo afecta las condiciones del cabello como: desnutrición, todo tipo de enfermedades, sobreesfuerzo nervioso, estilo de vida sedentario, malos hábitos. Todos estos factores empeoran el crecimiento del cabello y su condición.

A menudo, el cabello es propenso a los efectos nocivos: secado por soplado, teñido, decoloración, permanente, alisado, peinado áspero y mucho más, y si el cabello está dañado, entonces es imposible restaurarlo. Esto se explica por el hecho de que otrosshy hair – es solo una formación muerta, y las células ya no se reproducen. Se manifiesta por la pérdida, la sección transversal y el cabello quebradizo. Por lo tanto, es necesario cuidar bien el cabello. Se debe prestar especial atención al procedimiento más frecuente, que se realiza con el cabello, para lavar el cabello con champú. El cabello sucio se pega en hilos, el polvo se adhiere a ellos, el brillo se pierde, se ven sin vida.

La frecuencia de lavarse el cabello (ya sea cada día o cada dos semanas) para cada persona y depende principalmente de los deseos de la persona, además de esto, afecta qué tipo de cabello tienes, en qué época del año. Existen las siguientes recomendaciones: el cabello sano se lava una vez a la semana, el cabello seco se puede lavar dos veces al mes.

El cabello de tipo mixto debe lavarse al menos 3 veces por semana, utilizando no solo champús, sino también bálsamos contra la sequedad. Si se requiere lavar el cabello todos los días, entonces es necesario usar champús suaves especiales, seleccionados de acuerdo con el tipo de cabello. Si el cabello no brilla con salud, entonces tiene sentido usar fondos adicionales.

No menos importante es el agua para lavar tu cabello. Por supuesto, el agua del grifo, que contiene muchos compuestos, incluido el cloro, no es una opción adecuada, sin embargo, como el descongelado, y el agua de lluvia tampoco encaja, dada la ecología del mundo moderno. Por lo tanto, los expertos recomiendan lavarse la cabeza con agua hervida y beber refresco en una dilución de 1 hora. l. en 2L. agua o glicerina (1 cucharadita por 1 litro), o con amoniaco (1 cucharadita por 2 litros). Estos fondos suavizarán el agua. El agua para lavar el cabello debe tener una temperatura determinada, y no más de 45C, y cuanto más gordo sea el cabello, menor será la temperatura del agua.

¡Nuestro cabello es nuestra riqueza!