Consejos para el cuidado del cabello

Consejos para el cuidado del cabello

Los medios para peinar (espumas, geles, espumas) a menudo tienen propiedades protectoras y se usan con mal tiempo. Trabajar con ellos debe ser cuidadoso, porque en algunos casos, pueden causar caspa. Por lo tanto, es muy importante elegir la mousse o gel adecuado para tu tipo de cabello.

Secador de pelo. El secado adecuado no es menos importante para fortalecer el cabello y mantener su salud que el lavado. El secado más útil en condiciones naturales. Después del lavado, debe mojarse la cabeza y el cabello con una toalla suave y tibia, evitando los movimientos bruscos que puedan dañar el cabello. Los filamentos deben extenderse sobre los hombros y secarse a temperatura ambiente. No es aconsejable hacerlo al sol, porque el cabello húmedo está poco protegido de las influencias externas. Se recomienda utilizar el secador de pelo en casos excepcionales, utilizando preparaciones especiales, por ejemplo, un aerosol para protección térmica, en el que hay resinas de las conchas de crustáceos y aminoácidos de trigo.

Peinar es el tipo más simple de masaje del cuero cabelludo.

Consejos para el cuidado del cabello

No peine el cabello mojado. Si, por algún motivo, tienes que hacerlo, es mejor usar peines de plástico o de madera, pero de ninguna manera son de metal.

Al peinar, observe las siguientes reglas simples:

Cepille su cabello en varias direcciones desde la raíz hasta la punta. Haga esto al menos 2 veces al día durante 5-10 minutos.

Se recomienda peinar el pelo corto desde las raíces y las largas desde los extremos, moviéndose gradualmente hacia las raíces.

Es útil para alternar el peinado del cabello con un cepillo y un peine. Haz esto varias veces al día.

No peine el cabello mojado. Es deseable secarlos.

Peines, cepillos, vieiras. Cada miembro de la familia debe tener su propio peine o cepillo personal. El hecho es que todos tenemos hongos y microbios en nuestro cabello. Incluso las escamas muertas de la cabeza de otra persona pueden causar alergias severas. Para el peinado diario, necesitas un peine o peine bastante raro, que no tira del cabello enredado. No use peines metálicos ni de alambre, ya que arrancan el cabello y provocan irritación de la piel.

Es mejor comprar productos de materiales naturales, la mejor opción: peines de madera con dientes escasos. El plástico electrifica el cabello, dando a la cabeza cargas adicionales. Los dientes de hierro destruyen los bulbos, rompen la estructura del cabello y rasguñan la piel. Los cepillos con cerdas naturales son buenos, son más higiénicos, masajean correctamente la cabeza.

Peinando el cabello, a lo largo del camino, masajeamos la superficie dérmica de la cabeza. Pero no te involucres en un masaje, especialmente para aquellos que tienen cabello raro, debilitado y dañado. Peinar no es más que necesario.

Entre los dientes del peine, tarde o temprano se asienta una capa gris blanquecina. Estos son copos de piel seca, grasa, mezclada con los restos de detergentes y laca para el cabello. Por lo tanto, el peine debe lavarse de vez en cuando con agua caliente y jabón y un cepillo especial para pasar entre todos los dentículos. Un cuidado más completo requiere cerdas naturales.

Periódicamente, los peines deben ser reemplazados, despiadadamente eliminados de aquellos que tienen al menos un diente roto. En primer lugar, pronto seguido por el resto caerá y, en segundo lugar, un peine roto cepillarse el pelo, podrás desigual cabeza de masaje, interrumpiendo el flujo natural de la sangre.

Si hay un invitado en la casa, ponga un cepillo “invitado” en su baño para que no use el suyo. Después de la visita, lávela con agua caliente y jabón.

Consejos para el cuidado del cabello
This entry was posted in Belleza.