Champús y bálsamos para lavar el cabello

Champús y bálsamos para lavar el cabello

Shampoo es un detergente en espuma destinado a lavar el cabello y el cuero cabelludo. El remedio debe seleccionarse individualmente, es decir, dependiendo del tipo y condición del cabello y el cuero cabelludo. Los mejores son aquellos que incluyen sustancias naturales que tienen un efecto beneficioso en el cuero cabelludo. Para saber si el champú te conviene, lee cuidadosamente su etiqueta.

El champú para cabello seco debe contener un medio para suavizar e hidratar. Esto significa que incluye al menos algunos de estos componentes: extracto de aceite de coco, aceite de jojoba o regaliz, extractos de flores de aciano, flor de loto blanco, hamamelis, soja, caléndula, yema de huevo.

El champú para el cuidado del cabello graso debe incluir agentes limpiadores. Estos incluyen ácido salicílico, arcilla blanca, aceites esenciales de ciprés y árbol de té.

El cabello delgado, frágil y magullado requiere fortalecimiento y protección. La composición de este champú debe incluir papaína, rábano picante, salvia.

Con champús para la caspa con aditivos de azufre, disulfuro de selenio, ácido salicílico ayudará.

Los medios para el cuidado del cabello mezclado deben contener extractos de ortiga y consuelda. La composición de los productos también debe incluir yema de yema que nutre y fortalece el cabello y la hierba de San Juan, que ayuda a aumentar y suavizar el cabello.

A diferencia del jabón alcalino, los champús tienen un pH neutro o ligeramente ácido. Al comprarlo es conveniente elegir un champú, el nivel de pH (el grado de acidez y alcalinidad) que es cercano a 5, ya que corresponde más a la acidez natural del cuero cabelludo. No es la mejor opción: champú “familiar”. Lo mejor es lavarse la cabeza con un champú suave, por ejemplo bebé. Lave el cabello debe combinarse con un masaje del cuero cabelludo.

No lave el cuero cabelludo directamente del vial. Pon un poco de champú en la palma y aplícalo en la cabeza, frotando la composición con movimientos de masaje. Lavar el cabello a fondo, pero con cuidado (especialmente largo), tratando de no enredarlos. De lo contrario, al peinar, tiene que arrancar una parte del cabello.

Es mejor lavarse el cabello 2 veces. En el primer enjabonado, la suciedad, las células muertas, el polvo y el sebo se eliminan del cabello por completo.

Si usas un champú para la caspa, entonces mantén la espuma en tu cabello durante 5 minutos. No laves el cabello demasiado tiempo, porque el cabello se desengrasa y pierde su brillo.

No se recomienda usar jabón para lavar el cabello, ya que destruye por completo la película de emulsión de agua y lípidos, que desempeña un papel protector. El cabello después de tal lavado se vuelve excesivamente seco.

Después del lavado, enjuague el cabello con agua acidificada y agregue vinagre o jugo de limón al agua.

Asesoramiento al comprador. La calidad de los champús está determinada por un parámetro tan excepcionalmente simple y confiable como la composición. Elija marcas conocidas de fabricantes de buena reputación. La fama no significa la abundancia de publicidad, sino la presencia en el paquete de la dirección del fabricante. Al elegir un champú, preste atención no solo a la marca, sino también a dónde se produce este producto en particular. Las declaraciones de que el champú es exclusivamente “natural” es muy condicional. La composición del líquido jabonoso para el cabello incluye varios aditivos: detergentes (sustancias tensioactivas). Presta atención al detergente principal. No debería ser muy barato, de lo contrario es probable que el cabello después de aplicar este champú se vuelva seco y quebradizo. Si ya ha comprado dicho champú, al menos no lo use todos los días.

No preste atención al grosor del champú y “perlado”. Se crean efectos similares con la ayuda de sustancias especiales, que están destinadas únicamente a mejorar la presentación de los productos.

Por lo general, obtenemos champú, centrándonos en la publicidad. La pregunta es “¿es para nosotros o no?” se resuelve solo después de su uso. Algunas veces es suficiente lavarse la cabeza 1-2 veces para ver si causa alergia. Sin embargo, generalmente la calidad del limpiador del cabello solo se reconoce después de varias semanas de uso continuo.

Champús medicados – detergentes, que se utilizan no sólo para quitar la suciedad del cabello, sino también para curar la caspa. Como otros en los champúes medicinales incluyen ingredientes que ayudan a mejorar la condición del cabello, en primer lugar, que contienen el ingrediente activo con el fin de reducir el nivel de la caspa.

Si recuerdas que la parte externa del cabello está muerta, entonces las afirmaciones de los fabricantes sobre la restauración de las capacidades de los champús, por decirlo suavemente, son perversas. Algunos champús curativos contienen proteínas especiales que tienen la capacidad de fortalecer la capa exterior del cabello. Usando todo tipo de champús, debe recordarse que gracias a ellos el cabello queda limpio. Sin embargo, todos los efectos positivos son más probables para otros cosméticos, en particular enjuagues, bálsamos, lociones y acondicionadores.

Los acondicionadores (abrillantador) son auxiliares que se usan para mitigar el fuerte impacto de los champús. Se usan para obtener un cuidado mínimo del cabello. El problema de los acondicionadores para el cabello es dar elasticidad y brillo, para facilitar el proceso de peinado, para aumentar el volumen, para proteger el cabello de los efectos adversos del ambiente – contaminación del aire, la helada severa, la exposición excesiva al sol.

Además, los aires acondicionados de calidad están diseñados para hidratar el cabello y eliminar la electricidad estática. Después de su uso, el cabello se vuelve suave, esponjoso, fácilmente peinado y no electrificado. A veces los acondicionadores pueden ser parte de los champús. Este es el llamado “2 en 1”. En este caso, no degradan la calidad del detergente, pero el efecto es menos notable que cuando se usan por separado.

La composición de los acondicionadores de aire puede ser diferente, pero, por regla general, son emulsiones de aceite en agua. Típicamente, el abrillantador consiste en una base de grasa básica, un espesante, aditivos acondicionadores. Puede ser de silicona, sales de amonio clorhídrico de ácidos grasos, o radicales aromáticos, aceites -., Jojoba, aguacate, de oliva, etc. dependiendo de la finalidad de distinción acondicionadoras humectantes Reconstructor, atsidifaery, protectores térmicos glossery, detanglery.

Los humectantes, o humectantes, están diseñados para el cabello seco, ya que atraen la humedad. La mayoría de las veces se hacen en base a suero de leche. Incluyen extractos de plantas y sustancias proteicas etiquetadas en el paquete como proteínas.

Los reconstructores también contienen proteínas, entre las cuales la más popular es la queratina hidrolizada. Esta proteína puede penetrar fácilmente en el pelo, debido a que su peso molecular es bajo.

Acondicionadores-recreadores se utilizan para el cabello dañado. En primer lugar, después de una ola química y el uso de colorantes, secando el cabello.

Acondicionadores-acidifera (del ácido inglés – ácido). Por lo general, la acidez (pH) de estos medicamentos es extremadamente baja y es de 2.5-3.5. Bajo la influencia de estos acondicionadores, el cabello se vuelve brillante, más elástico, durante algún tiempo parece un aumento en el volumen.

Acondicionadores-detangleri son prácticamente acidifera con la única diferencia de que ayudan a dividir el cabello.

Los protectores térmicos se encuentran en los champús, en el nombre de los cuales hay un prefijo Therm. La base de los protectores está compuesta de polímeros especiales. Poniéndose en el cabello, distribuyen uniformemente el calor.

Los termoprotectores son útiles para quienes usan rulos y usan un secador de pelo. También son útiles si el cabello está en constante cambio de temperatura.

Las glosas contienen sustancias que dan brillo al cabello debido a la capacidad de reflejar la luz. Las glosas son derivados de silicona. Se llaman dimeticona o ciclometicona.

Aplicación. Todos los tipos de enjuagues deben seleccionarse teniendo en cuenta el tipo y las características del cabello. La frecuencia de la aplicación depende de la condición del cabello y de la duración del medicamento en sí. En el enjuague ordinario, la fuerza de la acción dura desde el lavado hasta el lavado. Sin embargo, hay medios con un efecto más fuerte. Estos incluyen siliconas y polímeros. Se inyectan en acondicionadores y enjuagues, recomendados para extremos muy partidos. Si el cabello después del uso regular del acondicionador de aire elegido se vuelve opaco, opaco y pesado, intente varias veces sin enjuagar. Si es necesario, el abrillantador debe cambiarse.

Aplica el acondicionador al cabello después de cada lavado de la cabeza. Básicamente en esa parte del cabello que está más cerca de la punta, porque es aquí donde el cabello se corta, se quema, se seca y se confunde. Bastará con unas pocas gotas de acondicionador que frotes entre los dedos y los sostienes a través de tu cabello. Si tiene cabello seco, luego aplique el acondicionador, es deseable masajear ligeramente su cuero cabelludo. Con el cabello graso, esto no debería hacerse.

Haga que el cabello mezclado (graso en las raíces y seco en los extremos) procese solo los extremos. Después de aplicar el enjuague, debes enjuagar el cabello con abundante agua tibia varias veces y al final enjuagarlo con uno más frío.

Los acondicionadores deben lavarse completamente después de la aplicación, de lo contrario el cabello se volverá grasoso.

Bálsamos – los fondos destinados para el tratamiento del cabello dañado, que crean una especie de “parches” en el eje del cabello dañado, dotándoles de una comida adicional. bálsamo para el cabello normal, no necesita, t. a. Él circunstancias agravantes volumen del cabello desaparece, el peinado no se sostiene. Pero el cabello debilitado sin él es difícil de manejar. Bálsamos con efecto terapéutico – medios efectivos para la restauración del cabello después de una permanente o permanecer en el sol.

Los enjuagues balsámicos contienen extractos de plantas nutritivas. Estas herramientas realizan varias funciones. Ellos hidratar el cabello, les dan un brillo, suavizar escamas de queratina, neutralizar la electricidad estática y deja el cabello manejable. Además, alimentan tanto el cabello como sus raíces, y lo más importante, tiene un efecto terapéutico en los pacientes y el cabello partido.

La composición de los bálsamos a menudo incluye proteínas de trigo (p-glucano). Son antioxidantes efectivos, protegen el cabello de las influencias ambientales agresivas, le dan brillo y volumen extra y facilitan el peinado. Aplica bálsamos en tu cabello después de lavarte el cabello. Bálsamo, como el aire acondicionado, se mantiene en el cabello húmedo durante 1-2 minutos, luego de lo cual se lava con agua.

Los bálsamos para el cabello pueden prepararse con remedios naturales en el hogar.

Es fácil preparar agentes naturales reductores de bálsamo de aguacate, huevos crudos, yogur o mayonesa casera. Los huevos y los aguacates son útiles para el cabello graso, el yogur y la mayonesa, cuando están secos. Para el cabello normal, estos y otros bálsamos son adecuados. Aplique adecuado para su tipo de remedio para el cabello durante media hora, luego enjuague cuidadosamente el cabello.

Champús y bálsamos para lavar el cabello