Cómo no cometer un error al elegir un marido

Cómo no cometer un error al elegir un marido

Esta es una pregunta profundamente filosófica, cuya respuesta predetermina el número de factores acompañantes. Y para entenderlo solo puede la mujer, siendo completamente sincera consigo misma.

Es necesario responder a la pregunta: ¿cómo me imagino la vida familiar? Descríbelo usted mismo, hasta el más mínimo detalle y sin exagerar. Sin duda, hay varios candidatos para tomar el lugar honorable de la esposa. Y ahora, ¿cuál de ellos te acercará lo más posible a tu sueño? Bueno, o al menos la mitad. Este es un tema muy importante. Porque si te gusta un joven externamente y su comportamiento es el adecuado para ti, pero no encaja en el ideal de la imagen familiar, tu vida matrimonial no puede durar mucho. Por supuesto que devoran calentándose por el hecho de que por él sufre cortes de imagen sovey del mundo, pero cuando la vida prevalecerá sobre las emociones, todo esto derrame como un escándalo gran familia.

Nunca puedes sacrificar tu sueño por el bien de elegir un esposo. Tal matrimonio estará condenado. La imagen de la visión del mundo se puede volver a dibujar antes de tener una elegida, pero debido a él, es mejor no hacerlo.

Para poner a prueba tus sentimientos hacia esta persona, imagina a tu hijo. ¿Cómo te gustaría verlo? Una mujer nace madre, en ella se establece la madre naturaleza. El niño es una extensión femenina, parte de la madre. Si usted, imagina a su futuro hijo como un ser querido, entonces sus sentimientos hacia él son muy fuertes. Y, a veces esto también es perjudicial para las relaciones familiares. Todo debería estar en armonía. Ahora, si presentó a un niño con sus características comunes, entonces tal relación tiene una posibilidad de una larga vida.

En general, los científicos han creado muchos conceptos para elegir un compañero para la vida familiar, pero una cosa es cierta: incluso los automóviles están equivocados y estropeados. Por lo tanto, uno debe escuchar no a los profesores y las revistas de moda, sino al corazón y la mente. Estos son los dos mejores asesores en este caso.

Cómo no cometer un error al elegir un marido